Buscar
  • DetectivesYtú

Detectives Privados Especialistas en Infidelidades


En España la tasa de divorcios se mantiene en el año 2018 con respecto a los últimos años, dos matrimonios de cada tres se separan. Esto quiere decir, que la separación o el divorcio están muy presentes entre la población española y puede afectar a cualquiera, directa o indirectamente.


Una de las causas más frecuentes que desencadena en divorcio, es la infidelidad. El acto de la infidelidad, está propagado a todos los ciudadanos que forman parte de la famosa "pirámide social". La infidelidad, se basa en mantener una relación amorosa , con una tercera persona, fuera de la relación de pareja, por una de las partes o uno de los cónyuges en el matrimonio.


Cuando hablamos de infidelidad , podríamos diferenciar entre infidelidad de pareja, e infidelidad extra- matrimonial. Respecto a la infidelidad extra-matrimonial cabría decir que puede llegar a acarrear mayores dificultades en la relación de los cónyuges que en una infidelidad de pareja, principalmente, por que los matrimonios pueden tener hijos, bienes gananciales, etc.

En cuanto a los hijos de parejas y cónyuges cabría mencionar, que han de ser, y son, el papel principal dentro del trámite de separación y divorcio.

Un divorcio con menores expone numerosas problemáticas, una de ellas es la decisión del régimen de custodia, es decir, ¿ Donde vivirán los niños?, ¿ Con quien vivirán?, ¿ Qué tipo de régimen de visitas establecerá el juez?, ¿ puede haber custodia compartida? . Todas esas respuestas, se obtienen en los tribunales, si no se llega a un acuerdo mutuo.

Años atrás nos encontrábamos con que la custodia compartida no se aplicaba con frecuencia, y la custodia, era en exclusividad para la madre de los hijos. .Este hábito a ido variando y va tomando forma la idea de la custodia compartida. Lo principal dentro de los casos de separación y divorcio, es el bienestar de los menores. Esto quiere decir, que, el cambio de vida que van a sufrir, les ha de afectar los menos posible y por ello, las dos partes han de ser flexibles y amoldarse a las necesidades de sus hijos, mirar más por el beneficio de sus vástagos, que por el mero hecho de vencer en los tribunales a la otra parte.


Para poder resolver alguna duda que pueda tener el lector, habría que diferenciar entre la custodia y la patria potestad. En cuanto a la patria potestad, podríamos decir que es el Derecho que tienen los padres ( tutores ) a ayudar a sus hijos a la toma de decisiones, es decir, tener voz y voto en las decisiones que acontecen a sus hijos, como por ejemplo, el colegio, las actividades extra-escolares, etc. La custodia, es la guarda o tenencia y el cuidado personal de los menores por una de las partes afectadas en una separación o divorcio.


La contratación de servicios en este ámbito a Despachos de Detectives Privados especialistas en infidelidades, han sido frecuentes y son habituales en la actualidad. En muchos de estos casos, el servicio acaba en juicio, por lo que el Detective Privado se presenta ante el juez competente y ratifica lo adquirido durante el servicio contratado por el cliente.




0 vistas